Evento para jóvenes Resurrection cambia vidas en Costa Rica

Evento para jóvenes Resurrection cambia vidas en Costa Rica

En su ano inaugural, Resurrection en Costa Rica conto con assistencia de 750 jovenes y adultos jovenes de todos el pais. Foto de Daniel Sandi.

In English

El primer fin de semana espiritual Resurrection Costa Rica estaba a punto de terminar cuando las personas que tanto se esforzaron por hacerlo posible ya no pudieron contener sus emociones. Lloraron y se abrazaron al ver a cientos de jóvenes pararse a orar.

Cuando las guitarras eléctricas finalmente se silenciaron y los devotos iban camino a casa, las emociones fueron suspendidas de nuevo para que los organizadores pudieran desarmar, empacar y limpiar el espacio de adoración que ayudaron a crear.

"Estoy muy emocionado. Tengo tantos sentimientos reprimidos. Quiero llorar pero no puedo porque tengo que trabajar", dijo Yadir Santiago Soto, un pastor de jóvenes y líder del equipo organizador en Costa Rica. "El próximo año queremos duplicar la asistencia".

En su año de inauguración, Resurrection Costa Rica contó con 750 jóvenes provenientes de todo el país, la mayoría de congregaciones en la Iglesia Evangélica Metodista de Costa Rica. Aproximadamente 1.000 personas asistieron a un concierto gratuito el sábado en la noche.

La reunión espiritual que se llevó a cabo del 11 al 13 de octubre en un pueblo turístico en La Fortuna, Costa Rica, fue inspirada por el ministerio de Resurrection para jóvenes de la Conferencia de Holston, el cual tiene 34 años y llega a hasta 10.000 personas en las Grandes Montañas Humeantes del este de Tennessee cada mes de enero.

"No tengo suficientes palabras para describir lo que pasó", dijo Reagan Kelly, miembro del equipo misionero que viajó desde Tennessee para apoyar al equipo de diseño en Costa Rica. "Lo logramos. Fue uno de los momentos más transparentes que he tenido, poder ver el amor de Dios de forma tan clara".
En la primera y la segunda noche del evento, 246 se comprometieron por primera vez a su relación con Jesucristo. El último día, aproximadamente 400 se comprometieron a servir a tiempo completo como cristianos.

Conforme una fila de personas se movió al frente de la iglesia durante el servicio final de adoración, el cantante de góspel Harold Guerra les pidió que se voltearan y vieran hacia las puertas en la parte de atrás del santuario.

"No están viendo hacia adentro de la iglesia. Están viendo hacia afuera de la iglesia", dijo Guerra. "Están diciendo: 'Voy a llevar este Evangelio a las naciones, a las generaciones'. Están aceptando el llamado para 'ir allá afuera'".

Resurrection Costa Rica fue organizado por un equipo directivo que incluye a la Iglesia Evangélica Metodista de Costa Rica; Samaritan Hands; y el Equipo de Diseño de Resurrection de la Conferencia de Holston.
El evento de tres días contó con predicadores latinos, líderes de adoración y músicos. Guerra cantó música de alabanza junto con su esposa y compañera de grabación, Elena Witt, hija del ganador del Premio Grammy Latino, Marcos Witt.

La banda de alabanza, Save Our Souls, tocó la mayoría de la música. El líder de la banda, Lester Guevara, escribió una canción que fue capturada rápidamente por los devotos. Durante el fin de semana, los participantes cantaron y bailaron al coro de Dios de Amor:
Quiero adorarte por los siglos. Resucitaste, eres Dios de amor.

Escuche la música.

Otros líderes de adoración incluyeron a Job González, pastor y artista de grabación de McAllen, Texas; y el Rev. Roberto Blanco, pastor asociado en la Iglesia Metodista Unida de St. Luke en Houston, Texas.
Blanco, nativo de Cuba, tocó su trompeta y testificó para responder el llamado de Dios a servir en Brasil y los Estados Unidos.

"¿Quieren quedarse con los peces o quieren ir con Jesús?" preguntó Blanco. "Hoy en día hay muchas personas que quieren quedarse con los peces, pero los peces no son para siempre".

Los organizadores de los Estados Unidos fueron llamados al escenario y homenajeados por su esfuerzo para realizar Resurrection Costa Rica, incluyendo al Rev. Jerry Russell, director de Samaritan Hands; el Rev. Jason Roe, líder del Equipo de Diseño de Resurrection en los Estados Unidos; Roger Murphy de Samaritan Hands y la Iglesia Metodista Unida de Fairview; y el Rev. Hugh Kilgore, uno de los tres pastores para jóvenes que fundaron Resurrection en 1985.

"Dios está haciendo algo nuevo y ustedes son parte de ello", le dijo Kilgore al público en Resurrection.

La obispo Mary Virginia "Dindy" Taylor, obispo residente en la Conferencia de Holston, también estuvo presente con su esposo, el Rev. Rusty Taylor; su asistente, Lori Sluder; y el director de ministerios conexionales de Holston, el Rev. Mike Sluder.

Un equipo misionero que incluía a aproximadamente 40 jóvenes de la Conferencia de Holston, miembros del clero y otros miembros de la iglesia, pasó una semana en Costa Rica dirigiendo cinco escuelas bíblicas de vacaciones en diferentes vecindarios antes de llegar a La Fortuna para ayudar al personal en el evento Resurrection que duró tres días. Un equipo de aproximadamente 45 miembros de la Iglesia Evangélica de Costa Rica guio la planeación y fueron anfitriones de Resurrection, dijo Russell.

Los miembros del equipo no solo prepararon los materiales de registro y movieron el equipo (además de otras tareas) para prepararse para la llegada de los devotos de Resurrection en la Iglesia Rompiendo Límites, donde se llevaron a cabo las sesiones. El equipo misionero también ayudó a servirles comidas a los jóvenes de Resurrection en un comedor católico cercano y organizó juegos y actividades recreativas en una escuela cercana.

Cada entrada de admisión de $40 sirvió para pagar la música y las sesiones de mensajes, así como la alimentación y hoteles, explicó Roe. Las congregaciones de Costa Rica fueron alentadas a patrocinar a los jóvenes para que asistieran, pero las contribuciones de los Estados Unidos financiaron el evento en gran medida.

"Los mayores contribuyentes para esto son los jóvenes de Resurrection y la mayoría de ellos son jóvenes de la Conferencia de Holston", dijo Roe, refiriéndose a una oferta de $30.000 tomada durante Resurrection en enero pasado en Pigeon Forge, Tennessee. "Sembramos este ministerio para que echara raíces. Esperamos que se extienda y que se vuelva autosuficiente".

Otros financistas incluyen a Samaritan Hands, la Iglesia Metodista Unida de Fairview (Maryville, Tennessee), la  Fundación Holston, y los Ministerios Hispanos/Latinos de la Conferencia de Holston. El evento fue financiado – incluyendo hoteles, alimentos y becas – con $45.000 en total, dijo Russell.

Quienes participaron en el fin de semana del 11 al 13 de octubre dijeron que los conciertos y campamentos son comunes en sus comunidades, pero que Resurrection ofrece algo más.

Kobe Gutiérrez, 18, de Grecia, Alajuela, Costa Rica, dijo que le gustó unirse en adoración con personas de otras partes de su país y le gustó la experiencia del fin de semana. "Es un ambiente más abierto y relajado", dijo. "La comida también estuvo muy buena".

Kendall Barrantes, de 16 años, de San José, Costa Rica, dijo que aprecia a los amigos que hizo en el equipo misionero de los Estados Unidos. Barrantes mostró pulseras de goma y un collar de cruz que recibió de sus nuevos amigos.

"Llegar aquí fue una experiencia muy diferente", dijo Barrantes. "Esto nos conecta con diferentes culturas, diferentes países y personas a quienes nunca había visto antes. Disfruté cada minuto".

Guevara dijo que durante los 10 años que su banda lleva tocando en conciertos cristianos, Resurrection fue "uno de los conciertos más grandes que he visto. No solo debido al número de personas que llegaron, sino por lo que Dios está haciendo. Lo que nunca he visto antes es que todos se levantaran [en respuesta a la invitación a ir al altar]".

Ver el video de apertura.

Para poder participar en el equipo misionero de Estados Unidos, Jacob Goodman dijo que tuvo que faltar a una semana de clases en la Universidad Técnica Mountain Empire en Big Stone Gap, Virginia. "Me alegra mucho haberlo hecho. Me encanta estar aquí. En la iglesia no podía entender una palabra de lo que decían. Pero podía sentir la presencia de Dios".

Costa Rica tiene una población de 5 millones de personas. La mayoría de los costarricenses se identifican como católicos. En el año 2018, la Iglesia Evangélica Metodista de Costa Rica estaba conformada por 90 iglesias locales y 45 puntos de predicación, con una asistencia de aproximadamente 12.500 personas, de acuerdo con el Consejo Metodista Mundial.
 
Russel dijo que se reunirá con el equipo directivo de Costa Rica a principios de noviembre, ya que esperan organizar un segundo evento Resurrection en el 2020 o 2021. Otra meta es empezar un evento Resurrection en Zimbabue, en donde Samaritan Hands y la Conferencia de Holston ya cuentan con socios misioneros.

Russell es un pastor jubilado de Holston que ha trabajado por décadas en el desarrollo de misiones metodistas unidas en todo el mundo. En el escenario de Resurrection, sostuvo un globo terráqueo grande y le habló al público en español sobre la enormidad de las buenas nuevas de Dios "para todos los idiomas, para todas las personas en el mundo". Le dijo a la audiencia que ellos cambiarían después de regresar a casa.

"Las personas les van a preguntar: '¿En dónde estuviste?'", dijo Russell. "Y nosotros diremos: 'Estuvimos con Dios y con nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Estuvimos en Resurrection y estuvimos con el Resucitado'".


Más fotos de Resurrection Costa Rica en la página de Facebook.

 

Author

Annette Spence

Annette Spence is editor of The Call, the Holston Conference newspaper.

Related News

Related Events

Resurrection

http://resurrectionyouth.com